El DIU reduce el riesgo de cáncer de útero

diu fotoEl anticonceptivo no protege frente al papiloma, el virus que causa el tumor.

Nunca se había probado el vínculo entre el cáncer y el DIU, uno de los anticonceptivos reversibles más utilizados en el mundo. Pero, como a casi todos los tratamientos que evitan la gestación, le perseguía la mala fama. Ahora un nuevo trabajo científico despeja cualquier duda sobre el DIU. Llevar un dispositivo intrauterino no solo no eleva el riesgo de cáncer, sino que reduce a la mitad las posibilidades de padecer un tumor en el útero.

La conclusión es de la Agencia de Investigación del Cáncer y del Instituto Catalán de Oncología tras revisar los datos de 26 estudios con una muestra de 20.000 mujeres, de ellas 2.000 son españolas. Los datos se publican en la revista médica «The Lancet Oncology».

No es la primera vez que la tozudez de los datos acaba con la sabiduría popular en anticoncepción. Hace un par de años otro estudio demostró que la píldora aportaba beneficios en la salud más allá de la anticoncepción.

El poder de prevención del DIU se basa casi en la agresión que causa en el útero. El dispositivo intrauterino provoca una inflamación crónica de la mucosa y una respuesta inmune de larga duración que reduce la progresión de un tumor. Los resultados son sólidos, el dispositivo reduce la probabilidad de desarrollar dos tipos de tumores de útero: el carcinoma de células escamosas en un 44% y el de adenocarcinoma en un 54%.

Si en la mayoría de los tumores se desconoce la causa que los origina, en el cáncer de cérvix o de cuello de útero el origen está muy claro. Su aparición y desarrollo está condicionada a la infección de un virus llamado del papiloma humano o papilomavirus que se contagia por vía sexual. Frente a este virus ya existen vacunas protectoras con las que se inmuniza a las niñas en la adolescencia. Las vacunas seguirán siendo necesarias porque el DIU, aunque reduce el riesgo de cáncer, no protege frente al virus que lo causa.

Como se insiste en la investigación, no existe más riesgo ni menos de contraer una variante del virus del papiloma humano. El dispositivo intrauterino no protege frente al virus del papiloma humano, ni frente a otras infecciones sexuales porque no actúa como una barrera de las mismas.

Cáncer de cérvix

Hace veinte años poco se sabía del virus del papiloma humano. Ni se conocía su transmisión por vía sexual ni su relación con diferentes tipos de cáncer. Hoy se sabe que este virus no es inocente. Que se transmite fácilmente por contacto sexual, que no es necesario mantener relaciones completas para adquirir la infección, que basta el contacto piel con piel en la zona genital y que todas las personas activas sexualmente están expuestas. Este virus tan escurridizo es responsable del cáncer de cuello uterino, el segundo más frecuente en mujeres.

FUENTE: www.abc.es