Fertilización in Vitro

Consiste en un ciclo de estimulación ovárica con el objetivo de madurar varios óvulos que posteriormente son extraídos y cultivados en el laboratorio con una cantidad de espermatozoides que han sido previamente seleccionados.

Una vez fecundados se seleccionan los embriones de más calidad para ser transferidos al útero dos o tres días después de la extracción de la punción ovárica.