La transmisión genética incluso con óvulos de donante

 
Ya en 1990 el británico David Baker había asegurado tras un estudio que lo que sucedía en el útero materno era de vital importancia para entender el mapa de ADN del recién nacido. En estos días se ha publicado en la prestigiosa revista inglesa Development un estudio realizado por la fundación valenciana de infertilidad. En dicho estudio se indica que la madre gestante es capaz de modificar la genética del bebe aunque el óvulo utilizado para dicho embrión no proceda de ella misma.
 
Hasta ahora se habían descartado las hipótesis que querían ver que durante la gestación de un embrión con óvulo donado si existía un intercambio genético.

Hoy estas hipótesis toman forma y fuerza, este estudio asegura que existe comunicación entre gestante y embrión, dando lugar a modificaciones en el genoma del futuro bebe.

Según explican los directores de esta investigación el estudio muestra que existe un intercambio entre endometrio y embrión, de ahí que como ya se sospechaba, existan coincidencias en algunos rasgos físicos entre madres e hijos procedentes de tratamientos de ovodonación.

Esto sucede porque existe un intercambio entre las moléculas de la madre gestante y el ADN del embrión, modificando así algunos genes y otros no. En esta comunicación radica la capacidad de la madre gestante para modular la expresión genética del embrión. No se intercambia la carga genética como tal pero si la capacidad reguladora de lo que expresará el ADN de su futuro hijo.

En el estudio se pone como ejemplo el siguiente supuesto: si el bebe tiene mayor probabilidad de tener los ojos verdes por la carga genética que porte de la donante, esa posibilidad aumentará o disminuirá según lo regule la madre gestante a través de este intercambio entre moléculas que sucede en el endometrio.

Poco a poco se obtiene más y más información que proporciona importantes datos para optimizar los resultados de los tratamientos. Ahora este nuevo conocimiento de la actividad del útero previo a la implantación y durante la gestación es un paso importante para entender mejor como la naturaleza actúa sobre el ser humano cuando de algún modo ha intervenido la ciencia.

FUENTE: La infertilidad

Cada vez más niños de donantes de ovocitos

Tcnicas-de-reproduccin-asistida2

Es una técnica de reproducción asistida (TRA) a la que se suele llegar tarde, cuando se descarta que los ovocitos de la mujer que quiere ser madre son aptos para la maternidad biológica. Sin embargo, las tasas de éxito de la fecundación in vitro (FIV) con ovocitos de donante superan el 50%. Este hecho y la tendencia a que las mujeres cada vez retrasen más la edad de la maternidad, hacen que esta técnica goce de muy buena salud y su uso vaya aumentando año tras año.

Ahora, un estudio publicado en la revista 'JAMA', demuestra además que los niños nacidos por esta vía llegan al mundo en las mejores condiciones y que su estado al nacer ha mejorado en la última década, a pesar de que la edad media de las madres que optan por esta TRA se ha mantenido estable en los 41 años. Así, se confirma la idea de que es la edad de la donante lo que más influye en el bienestar de los niños y ésta, tanto en EEUU como en España, está siempre por debajo de los 35 años.

Según datos del Instituto Marqués, la media de edad "en nuestro centro es de 25 años. Son chicas con buen estado de salud físico y psicológico, sin antecedentes familiares de enfermedades hereditarias y no tienen más de 35 años".

Sin embargo, el estudio estadounidense ofrece también una lista de "deberes" para los especialistas en reproducción asistida. Así, los autores dirigidos por Denise Jamieson, del Grupo Nacional de Vigilancia de TRA de EEUU (NASS), solicitan que se investigue sobre los mecanismos por los que determinados factores podrían afectar al resultado de la gestación, a saber: la raza de la donante, el diagnóstico de infertilidad en la madre y el día en el que se transfiere el embrión.

En España, no existe un estudio similar que evalúe las características de los niños nacidos por esta TRA, pero el registro de la Sociedad Española de Fertilidad pone de manifiesto que es una técnica cuyo uso se incrementa cada año. Así, según sus datos (que engloban a alrededor del 25% de las clínicas), en 2011 se transfirieron 16.287 embriones, una cifra que ha ido subiendo constantemente desde 2006, año en que se llevaron a cabo 6.544 transferencias.

En estos años ha mejorado ligeramente el porcentaje de transferencias única, aunque sigue siendo muy bajo. De hecho, el 85,7% de las mujeres que se sometieron a una FIV con ovocitos donados recibió dos embriones. Los especialistas reconocen que el pronóstico tanto de la madre como del niño es peor en el caso de los embarazos múltiples pero, a pesar de ello, la mayoría de parejas y mujeres solas optan por esta opción.

El trabajo estadounidense es uno de los más completos en su campo. Como señala en el editorial que acompaña a la publicación Evan Myers, los estudios anteriores sobre el pronóstico de los niños nacidos de ovocitos donados habían dado resultados inconsistentes.

En éste, sin embargo, se utiliza un parámetro claro para medir el bienestar máximo: los nacimientos únicos producidos más allá de la semana 37 y con un peso mayor a 2.500 gramos. Y este porcentaje ha aumentado de un 18,5% en 2000 a un 24,4% en 2010.

El editorial aborda, sin embargo, un asunto espinoso. A pesar de que el número de ovocitos donados aumenta cada año y diversos estudios reafirman la seguridad de la técnica para las madres, existen pocos trabajos sobre el efecto de esta en las donantes. Es, para el autor, la principal limitación del estudio, teniendo en cuenta que las donantes "tienen más riesgo de sufrir todas las complicaciones asociadas con la inducción de la ovulación, sobre todo el potencialmente mortal síndrome de hiperestimulación ovárica".

"Hacen falta datos más completos para que las donantes puedan tomar decisiones realmente informadas y se puedan poner en marcha mecanismos que aseguren que tanto la selección de donantes como el procedimiento de consentimiento informado se practique según los estándares éticos más elevados", concluye Myers.

FUENTE: El mundo

Primo Visión: nuevo sistema de monitorización embrionaria 24 horas

primovisionprimo2PRIMO VISION es un novedoso sistema que permite observar los embriones mediante una cámara desde que se fecundan hasta el momento de su transferencia. Gracias a la captura de imágenes constantes a determinados intervalos de tiempo, obtenemos toda la información necesaria para seleccionar el embrión con más probabilidades de éxito.

 

VENTAJAS

1.- Aumenta las tasas de Embarazo: permite valorar tiempos de división claves para el embrión. Saber el momento exacto de las primeras divisiones embrionarias es crucial para seleccionar el mejor embrión disponible. Al elegir mejor los embriones, se disminuye el número de embriones transferidos y con ello los embarazos múltiples.

 

primo1primo32.- Evaluación embrionaria con menos estrés. La seguridad del embrión es lo más importante. Usando el sistema de Monitorización Embrionaria Primo Vision dentro de la incubadora podemos observar todos los embriones sin alterar las condiciones de cultivo. El sistema graba todo la evolución del embrión, permitiendo valorar objetivamente el desarrollo embrionario, para poder transferir el embrión de mejor calidad.

3.- El software que incorpora proporciona un modo objetivo, sencillo y fiable de comparar y analizar el desarrollo de los embriones. Además permite crear informes personalizados y videos para los pacientes. 

Premio Nobel de Fisiología y Medicina para 3 inmunólogos

nobel fotoEl estadounidense Bruce Beutler, el francés Jules Hoffmann y el canadiense Ralph Steinman son distinguidos por descubrir los "principios clave" de la activación del sistema inmunológico.- Uno de los galardonados, Steinman, falleció el pasado día 30.

El estadounidense Bruce Beutler, el francés Jules Hoffmann y el canadiense Ralph Steinman han sido distinguidos por el Instituto Karolinska de Estocolmo con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina 2011, según ha anunciado hoy la Fundación Nobel. Los tres científicos han sido galardonados por desentrañar los secretos más importantes del funcionamiento del sistema inmunológico, lo que ha permitido el desarrollo de vacunas contra enfermedades infecciosas o abrir nuevas vías en la lucha contra el cáncer.

"Los Nobel de este año [en Fisiología y Medicina] revolucionaron nuestra comprensión del sistema inmunológico al descubrir los principios clave para su activación", dice el Instituto Karolinska en un comunicado. El trabajo de los tres investigadores tuvo importancia capital para el desarrollo de vacunas contra enfermedades infeccionas y de novedosas vías en el combate del cáncer. Sus trabajos han ayudado a poner las bases de fundaciones sobre la llamada inmunoterapia contra el cáncer, que enseña al propio sistema inmunológico a combatir las células tumorales. Un mejor entendimiento de la complejidad del sistema inmunológico también aporta pistas para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias, tales como el reuma o la artritis, donde el sistema inmunológico acaba atacando al propio cuerpo.

Beutler y Hoffmann compartirán una mitad del premio, dotado con unos 10 millones de coronas suecas (1,1 millones de euros), "por sus descubrimientos relacionados con la activación de la inmunidad innata", mientras que la otra mitad del galardón será para Steinman por "su descubrimiento de la célula dendrítica y su papel en la inmunidad adaptativa", la última etapa de la respuesta inmunitaria del cuerpo humano.

FUENTE: www.elpais.com

En los seis primeros meses de vida, la lactancia materna es suficiente

lactancia fotoMuchas madres abandonan o complementan la lactancia prematuramente. Un estudio en el Reino Unido demuestra que esta práctica no está justificada.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los niños se alimenten exclusivamente de leche materna durante sus seis primeros meses de vida. Sin embargo, por temor a que la lactancia sea insuficiente para garantizar las necesidades del pequeño, muchas madres introducen una dieta complementaria antes de que se cumpla este periodo.

Un estudio acaba de demostrar que esta práctica está injustificada y que dar solamente el pecho proporciona la energía adecuada para un desarrollo correcto.

"Cuando la madre recibe apoyo y sigue las recomendaciones de la OMS, las tomas de leche son altas, hay una adecuada ingesta de calorías y un crecimiento normal", comentan los autores de este trabajo, de la Universidad de Glasgow (Reino Unido), en el último número de la revista 'Pediatrics'.


Seguimiento

Para llevar a cabo su investigación, estos autores realizaron un seguimiento a un grupo de 50 madres que participaban en diferentes grupos de lactancia en Escocia. Entre otras pruebas, evaluaron cuántas de ellas mantenían la lactancia exclusiva después de 15 y 25 semanas y cuál era la cantidad y la calidad de la leche que estaban tomando sus pequeños -a través de un método para el cálculo de consumo de energía-. Además, también pesaron y midieron periódicamente a los niños para comprobar su desarrollo.

Un total de 47 madres completaron la investigación. De ellas, 41 seguían alimentando exclusivamente con lactancia materna a sus hijos a los seis meses, mientras que el resto habían decidido completar su dieta con otros alimentos, principalmente papillas.

Al cruzar los datos obtenidos, los investigadores comprobaron que no había ninguna evidencia de que los niños que sólo tomaron leche durante sus seis primeros meses de vida tuvieran algún tipo de carencia nutricional. Tanto la cantidad de calorías que ingerían como su crecimiento estaban dentro de los patrones adecuados a su edad, subrayan los investigadores en el trabajo.

El estudio también puso de manifiesto que las madres que amamantaron a sus hijos durante este periodo no tuvieron que cambiar sus hábitos para mantener una adecuada alimentación de los bebés. "Nuestros datos muestran que no se produjeron mayores demandas de lactancia, expresadas en una mayor cantidad de tomas o un mayor tiempo empleado en la lactancia", comentan estos investigadores, quienes subrayan que sus datos echan por tierra el extendido mito de que la leche materna no es suficiente para alimentar a un niño de varios meses.


Si el pecho fuera transparente…

"El único problema que tiene el pecho es que no es transparente y no permite ver cuánto está comiendo el bebé, lo que produce temor en muchas madres", señala a ELMUNDO.es Esperanza Martín, enfermera y coordinadora del comité de lactancia del Hospital La Paz de Madrid.

Sin embargo, según explica esta especialista, el miedo de las madres no es la única barrera con la que se encuentra la lactancia. A veces, el escaso apoyo familiar, la falta de coordinación entre los profesionales sanitarios o las dificultades para conciliar vida laboral y familiar también contribuyen al abandono prematuro de este tipo de alimentación.

En el año 2000, La Paz inició un estudio para comprobar la duración de la lactancia y las causas del abandono de la misma en un grupo de 78 mujeres que habían dado a luz en el centro a través de cesárea. Un 95% de ellas comenzaron a dar el pecho a sus hijos tras su nacimiento. A los 115 días del parto, un 74% continuaban con el hábito de forma exclusiva y unos meses después, sólo un 25% lo mantenía.

"En un 20% de los casos las mujeres habían iniciado otra alimentación porque el pediatra se lo había aconsejado al no tener en cuenta que las curvas de peso en los niños que se alimentan con leche materna y con leche de fórmula son distintas". Otras veces, la recomendación de abandono venía por parte de otros profesionales médicos –debido, por ejemplo, al inicio de determinados tratamientos médicos - e, incluso, por parte de la propia familia de la madre.

"A partir de esos datos, iniciamos un programa de apoyo a la lactancia que, entre otros factores, reforzó la coordinación con otros profesionales sanitarios, que no siempre tienen en mente la importancia de la lactancia, y aportó pautas a las madres para saber cómo solucionar eventuales problemas", subraya Martín.

En 2006 comprobaron que el esfuerzo estaba dando sus frutos. Un estudio similar demostró que, a los 115 días de haber dado a luz, hasta un 96% de las nuevas madres continuaban dando el pecho a sus pequeños.

"La leche materna es el mejor alimento que puede tener un bebé para su adecuado desarrollo y es importante apoyar a las madres para que puedan amamantar a sus hijos", concluye.

FUENTE: www.elmundo.es

 

El DIU reduce el riesgo de cáncer de útero

diu fotoEl anticonceptivo no protege frente al papiloma, el virus que causa el tumor.

Nunca se había probado el vínculo entre el cáncer y el DIU, uno de los anticonceptivos reversibles más utilizados en el mundo. Pero, como a casi todos los tratamientos que evitan la gestación, le perseguía la mala fama. Ahora un nuevo trabajo científico despeja cualquier duda sobre el DIU. Llevar un dispositivo intrauterino no solo no eleva el riesgo de cáncer, sino que reduce a la mitad las posibilidades de padecer un tumor en el útero.

La conclusión es de la Agencia de Investigación del Cáncer y del Instituto Catalán de Oncología tras revisar los datos de 26 estudios con una muestra de 20.000 mujeres, de ellas 2.000 son españolas. Los datos se publican en la revista médica «The Lancet Oncology».

No es la primera vez que la tozudez de los datos acaba con la sabiduría popular en anticoncepción. Hace un par de años otro estudio demostró que la píldora aportaba beneficios en la salud más allá de la anticoncepción.

El poder de prevención del DIU se basa casi en la agresión que causa en el útero. El dispositivo intrauterino provoca una inflamación crónica de la mucosa y una respuesta inmune de larga duración que reduce la progresión de un tumor. Los resultados son sólidos, el dispositivo reduce la probabilidad de desarrollar dos tipos de tumores de útero: el carcinoma de células escamosas en un 44% y el de adenocarcinoma en un 54%.

Si en la mayoría de los tumores se desconoce la causa que los origina, en el cáncer de cérvix o de cuello de útero el origen está muy claro. Su aparición y desarrollo está condicionada a la infección de un virus llamado del papiloma humano o papilomavirus que se contagia por vía sexual. Frente a este virus ya existen vacunas protectoras con las que se inmuniza a las niñas en la adolescencia. Las vacunas seguirán siendo necesarias porque el DIU, aunque reduce el riesgo de cáncer, no protege frente al virus que lo causa.

Como se insiste en la investigación, no existe más riesgo ni menos de contraer una variante del virus del papiloma humano. El dispositivo intrauterino no protege frente al virus del papiloma humano, ni frente a otras infecciones sexuales porque no actúa como una barrera de las mismas.

Cáncer de cérvix

Hace veinte años poco se sabía del virus del papiloma humano. Ni se conocía su transmisión por vía sexual ni su relación con diferentes tipos de cáncer. Hoy se sabe que este virus no es inocente. Que se transmite fácilmente por contacto sexual, que no es necesario mantener relaciones completas para adquirir la infección, que basta el contacto piel con piel en la zona genital y que todas las personas activas sexualmente están expuestas. Este virus tan escurridizo es responsable del cáncer de cuello uterino, el segundo más frecuente en mujeres.

FUENTE: www.abc.es

Luz verde al primer ensayo europeo con células madre embrionarias

celula fotoUn hospital británico evaluará si la terapia es segura contra un tipo de ceguera.

Trece años después de que científicos de la Universidad de Wisconsin descubrieran la forma de obtener células madre de los embriones humanos, la investigación en este campo comienza a salir de los laboratorios para llegar a la cama de los enfermos. De momento es de forma experimental, pero son los primeros pasos para que pueda ser algún día una realidad.

El Moorfields Eye Hospital de Londres acogerá el primer ensayo clínico europeo -hay tres en marcha ya en EE UU- en el que se empleará una terapia basada en el uso de células embrionarias. La empresa estadounidense Advanced Cell Technology (ACT) anunció la semana pasada que, una vez ultimada la tecnología y tras los resultados satisfactorios de las pruebas hechas con animales, ha obtenido todos los permisos de las autoridades sanitarias británicas para tratar a 12 pacientes que presentan una enfermedad ocular incurable, la distrofia macular de Stargardt. Esta enfermedad afecta a una de cada 10.000 personas.

De momento, como corresponde a los ensayos fase I, se analizará la seguridad y tolerancia de la terapia. Esta primera etapa está prevista que dure hasta 2013. Si todo va bien, a partir de entonces será el turno de probar la eficacia del tratamiento para este tipo de ceguera. "En el caso de que los resultados sean satisfactorios, el tratamiento no estará listo antes de seis o siete años", advierte Carlos Simón, responsable del grupo de medicina regenerativa del Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia.

Las células madre embrionarias se obtienen de los óvulos fecundados congelados sobrantes de los ciclos de reproducción asistida y son aquellas capaces de generar cualquier tejido humano. Gracias a ello, se convirtieron hace algo más de una década en la gran esperanza de la medicina del futuro para tratar enfermedades hasta ahora incurables. La teoría decía que si se llegaba a descifrar las claves sobre cómo diferenciar estas células en los dos centenares de tipos celulares diferentes que componen los tejidos humanos, se podrían usar como fuente ilimitada de material de repuesto de órganos lesionados. Bastaría, por ejemplo, con transformar las células madre en neuronas dopaminérgicas para sustituir a las lesionadas por el párkinson o en cardiomiocitos para regenerar la función de un corazón infartado.

La terapia que se seguirá en el centro londinense bebe de esta filosofía. Los pacientes de distrofia macular de Stargardt tienen las células del epitelio pigmentario retiniano lesionadas, lo que les produce la pérdida de la visión central. La técnica desarrollada por ACT consiste en manipular células madre hasta convertirlas en este tipo de células de la retina. Una vez obtenido el cultivo, se inyectan entre 50.000 y 200.000 células nuevas y sanas en la parte posterior del ojo, a través de una delgada aguja por detrás de la retina, con la idea de que reemplacen a las lesionadas y mejore la visión del paciente.

Los investigadores confían en que un trasplante de este tipo no solo suponga un tratamiento efectivo para esta enfermedad, sino para otras en las que también existe una degeneración de la mácula (una parte de la retina). "Existe un potencial real de que personas con problemas de ceguera originados en la retina que se puedan beneficiar en el futuro del trasplante de células obtenidas de células madre", sostiene James Bainbridge, el cirujano del hospital Moorfields que dirigirá el ensayo en el hospital londinense.

ACT obtuvo en otoño pasado la autorización del Gobierno estadounidense para realizar un ensayo similar al que se desarrollará en Inglaterra y otro, bajo el mismo formato, pero dirigido a pacientes con otra patología: la degeneración macular asociada con la edad. La elección de estas enfermedades no tiene nada de casual. Los problemas degenerativos de retina están entre las principales causas de la ceguera. ACT calcula que unos 30 millones de personas en Estados Unidos y Europa padecen este tipo de lesiones, los que supone un mercado potencial mundial de entre 25.000 y 30.000 millones de dólares (entre 18.532 y 22.238 millones de euros).

Unos meses antes, en verano de 2010, las autoridades sanitarias estadounidenses dieron permiso al que fue el primer ensayo clínico del mundo en usar células embrionarias humanas. En este caso, la autorización se concedió a la empresa Geron para tratar -con una sola inyección de unos dos millones de células nerviosas cultivadas- a 10 personas que sufrieran lesiones medulares graves como consecuencia de un accidente que les hubiera dejado sin actividad motora o sensorial por debajo del trauma.

Existen numerosos interrogantes de lo que puede deparar el ensayo recién aprobado a ACT. Por un lado está el riesgo de que aparezcan teratomas, un tumor benigno asociado a la proliferación de las células madre embrionarias. La posibilidad es baja, según la investigadora del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona Nuria Montserrat. "Hay que tener en cuenta que lo que se inyecta al paciente es un producto diferenciado, no las células madre", subraya. "En estos casos, los investigadores se aseguran que en los preparados que se administran no haya remanentes de células madre ni precursores celulares que puedan crear problemas", añade. "Existe un esfuerzo a nivel mundial de 20 años en los que se han elaborado diversos protocolos de diferenciación para evitar este tipo de problemas".

Por otro lado, está la incógnita del problema de rechazo que pueda surgir. Los tipos celulares (las células del epitelio pigmentario retiniano, en este caso) que se obtienen de las células madre conservan determinados rasgos de identidad (el haplotipo) que pueden despertar una reacción en el huésped al ser trasplantados. Lo normal es que, como indica Carlos Simón, se tenga que dar un tratamiento inmunosupresor convencional al paciente para que su cuerpo no perciba como extrañas las células y las combata. Aunque al tratarse de un órgano externo "quizás el rechazo no sea tan fuerte como pudiera surgir en un trasplante hepático", comenta Montserrat.

FUENTE: www.elpais.es

 

Nace un bebé gracias a la activación de ovarios post-menopáusicos

primer bebeUna nueva técnica que induce la producción de óvulos en mujeres infértiles ha dado como resultado el nacimiento de un bebé en Japón, según comunicaron ayer lunes los investigadores del equipo médico responsable del hallazgo.

La técnica se aplicó a 27 mujeres por parte de médicos de la Universidad de Medicina de Kawasaki en Japón, como publica la edición digital de este lunes de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences. Además de la mujer que ha dado a luz, una segunda paciente también ha quedado embarazada con el mismo método.

Los investigadores advierten que la técnica todavía está en sus primeras etapas, pero podría ofrecer esperanza para mujeres jóvenes cuyos ovarios cesan su producción de óvulos de forma prematura.

Esta condición, conocida como insuficiencia ovárica primaria, afecta a alrededor del uno por ciento de las mujeres, que ven cómo sus ovarios dejan de funcionar antes de los 40 años de edad. Estas mujeres siguen teniendo folículos (las estructuras que, al madurar, liberan los óvulos), aunque al ser incapaces de generar niveles adecuados de estrógenos, dejan de producir un óvulo maduro cada mes mucho antes de lo que correspondería de acuerdo a su edad biológica.

Dado que estas mujeres entran en la menopausia a una edad temprana, hoy por hoy la donación de óvulos es la única opción si quieren tratar de conseguir un embarazo.

La edad media de las mujeres incluidas en el estudio fue de 37 años. Todas ellas habían dejado de menstruar casi siete años antes. Entre el grupo de 27 mujeres, se comprobó que 13 de ellas todavía tenían folículos residuales, que por lo general contienen un óvulo inmaduro.

Las mujeres nacen con cerca de 800.000 de estos folículos. La mayoría permanecen latentes, pero normalmente un folículo se desarrolla hasta la madurez cada mes y libera un óvulo.

"Nuestro tratamiento fue capaz de despertar a algunos de los folículos primordiales restantes y hacer que se liberen los óvulos ", dijo el autor principal Aaron Hsueh, profesor de obstetricia y ginecología en la Universidad de Stanford.

El procedimiento requiere extraer un ovario (o una pequeña sección del mismo), para manipularlo en el laboratorio y reimplantarlo una vez estimulado.

Para conseguir dicha estimulación “in Vitro” de los ovarios, el equipo de investigadores combinó dos técnicas. Por un lado, uno de los autores del estudio, el Dr. Aaron Hsueh, profesor de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Stanford, descubrió el año 2010 en ratones que el bloqueo que mantiene los folículos inactivos se debe a la actividad de una proteína conocida como PTEN. Además, hace décadas que se conoce que trocear o perforar de forma controlada el ovario provoca el mismo efecto.

En 13 de las 27 pacientes a las que se extrayeron a través de procedimientos minimamente invasivos los dos ovarios se detectaron folículos residuales. En estos casos, se procedió a fragmentar y tratar los tejidos ováricos con fármacos para bloquear la proteína PTEN.

Tras trasplantar las pequeñas secciones de ovario resultantes cerca de las trompas de Falopio, se observó que los folículos del tejido reintroducido maduraron en ocho de las pacientes, de las que cinco desarrollaron óvulos maduros, que se obtuvieron para la realización de un tratamiento de fecundación in Vitro con el esperma de las parejas de las mujeres.

El autor principal del estudio, Kazuhiro Kawamura, profesor asociado de obstetricia y ginecología en la Escuela Universitaria de Medicina de St. Marianna en Japón, afirmó que “Teníamos la esperanza, basándonos en nuestras investigaciones anteriores, que la activación in Vitro (IVA) funcionaría, pero no fue hasta que vimos nacer al bebé sano que no cesó nuestra ansiedad. Espero que esta técnica sea capaz de ayudar a los pacientes con insuficiencia ovárica primaria en todo el mundo. "

FUENTE: invitrotv.com 

 

El uso de mitocondrias de donante evitará la transmisión de enfermedades genéticas en Reino Unido

miticondriasReino Unido podría convertirse en el primer país del mundo en legalizar tratamientos de fertilidad que incluyen la transferencia nuclear embrionaria, con el fin de evitar la transmisión de enfermedades genéticas de origen materno, como las miopatías mitocondriales o el Síndrome de Kearns-Sayre.

La causa de dichas anomalías genéticas se encuentra en los genes que contienen las mitocondrias. Según la teoría vigente, las mitocondrias, que actúan como factorías energéticas de nuestras células, fueron organismos autónomos que hace unos 1.500 millones de años pasaron a formar parte células de mayor tamaño y complejidad. El número de mitocondrias de una célula depende de la función de ésta, por ejemplo se ha calculado que en una célula del hígado (hepatocito) se pueden encontrar unas 800 mitocondrias. Las mitocondrias se sitúan de forma dispersa en el citoplasma de la célula.

Después de todo este tiempo, las mitocondrias siguen conservando parte de su antiguo genoma, aunque tan sólo consta de unos 50 genes en comparación con los aproximadamente 20.000 que contienen nuestras células.

En consonancia con la función que estos orgánulos cumplen en la célula, los genes que contienen están implicados en funciones esenciales en el metabolismo energético celular. Las alteraciones en estos genes, por lo tanto, suelen afectar gravemente a los tejidos que más energía demandan, como el cerebro y los músculos. Se estima que las enfermedades mitocondriales afectan a uno de cada 5000 niños nacidos vivos.

Este pequeño porcentaje de genes se escapa a la herencia sexual: el ovocito contiene las mitocondrias que van a generar la energía necesaria para el futuro embrión, de modo que los genes mitocondriales se heredarán exclusivamente por vía materna.

La técnica que permite evitar la transmisión de estos genes de la madre al hijo supone la utilización de las mitocondrias procedientes de los óvulos de una donante. Es necesario llevar a cabo un ciclo de Fecundación in Vitro, en el que se crearán embriones a partir del esperma del padre y los óvulos de la madre (que contendrán por lo tanto las mitocondrias con el ADN mitocondrial dañado). El núcleo de cada uno de estos embriones es extraído y transferido a un ovocito procedente de una donante sana al que se le ha extraído previamente el material genético. Como resultado, obtendremos embriones formados por el núcleo de los progenitores, mientras que el citoplasma (y por lo tanto las mitocondrias) procederá de la donante de óvulos.

Entre los meses de septiembre y diciembre de 2012, la Human Fertilisation and Embryology Authority, el organismo competente en el Reino Unido, creó un apartado especial sobre este tratamiento en su página Web (http://mitochondria.hfea.gov.uk) y llevó a cabo una consulta on line, cuyos resultados demostraron que los británicos están a favor de esta técnica.

La asesora médica del gobierno británico, Sally Davies, declaró que el departamento de salud ya está trabajando en la normativa que regularía estos tratamientos. Dicha normativa, deberá contar con la aprobación del Parlamento, pero Davies confía en que los primeros pacientes pueden tener acceso a estos nuevos tratamientos dentro de dos años.

Los principales detractores de la técnica han argumentado que ésta abre la vía a la modificación genética de los embriones y a la creación de “bebés a la carta”. No obstante, cabe destacar que con la realización de esta técnica el núcleo y por lo tanto el 99,8% de la dotación genética del embrión se mantiene intacta.

FUENTE: invitrotv.com