Fertilidad 2018-03-13T14:25:29+00:00

FERTILIDAD

Gracias a los grandes avances en técnicas de reproducción asistida la infertilidad es una situación reversible en la mayoría de los casos. En Clínica Medrano somos un grupo de profesionales con un único objetivo: que cumplas tu sueño, y por ello ponemos cerca de ti las mejores técnicas de reproducción asistida de la mano de un equipo de profesionales con más de 10 años de experiencia.

ESTUDIO DE INFERTILIDAD

El estudio de la infertilidad se realiza en parejas que tras un año manteniendo relaciones sexuales sin protección, no han logrado el embarazo. Este tipo de pruebas constituyen el primer paso para determinar si existe alguna causa de infertilidad. En Clínica Medrano sabemos que cada paciente es único, por lo que las pruebas de fertilidad se realizan de manera personalizada atendiendo a las características de cada pareja.

Las pruebas diagnósticas que se realizan con mayor frecuencia son:

  • Seminograma o espermiograma: Análisis del semen para conocer las características de los espermatozoides (cantidad, movilidad y forma), aspectos que tienen influencia para conseguir el embarazo. Es la primera fase del estudio de la fertilidad.
  • Analítica hormonal de la mujer: Consiste en una analítica de sangre que se realiza en los primeros días del ciclo con el fin de determinar la situación funcional del ovario y la hipófisis.
  • Histerosonosalpingografía: Se trata de una radiografía de la zona pélvica que se realiza con contraste con el objetivo de determinar si las trompas de Falopio están obstruidas.

INSEMINACIÓN ARTIFICIAL (IA)

La inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida sencilla y poco invasiva que consiste en la introducción de una muestra de semen en el útero de la mujer con el objetivo de favorecer la fecundación, facilitando el encuentro entre el espermatozoide y el óvulo. A diferencia de la fecundación in vitro, no se realiza extracción de los óvulos

El tratamiento se inicia con la estimulación ovárica de la mujer con el objetivo de aumentar las posibilidades de embarazo, y se realiza un control endometrial necesario para determinar el momento perfecto para la Inseminación Artificial. Posteriormente, se prepara la muestra de semen eliminando aquellos espermatozoides lentos, inmóviles, o muertos, optimizando la calidad del semen que se utilizará para el tratamiento. Finalmente, se procede a la Inseminación. Tras este procedimiento, la paciente recibirá una medicación hormonal con el fin de favorecer la implantación y multiplicar las posibilidades de éxito.

Se distinguen dos tipos de inseminación artificial en función de la procedencia del semen: La Inseminación Artificial Conyugal (IAC), en la que el esperma depositado en la paciente procede de su pareja, y la Inseminación Artificial por Donante (IAD), en la que se emplea una muestra seminal procedente de un banco de esperma autorizado.

FERTILIZACIÓN IN VITRO (FIV)

La fecundación in vitro es una técnica de reproducción asistida que consiste en la fecundación de un óvulo con un espermatozoide en un laboratorio para conseguir embriones que son posteriormente transferidos al útero de la mujer. Descubre todas las ventajas que ofrece nuestro tratamiento FIV Medrano y disfruta de las mejores condiciones, para que tu solo tengas que preocuparte de lo que realmente importa.

El primer paso en un tratamiento FIV es la estimulación ovárica, mediante la cual conseguiremos más ovocitos que darán lugar a más embriones, multiplicando las posibilidades de alcanzar el embarazo. Posteriormente, cuando se considera que se dispone del número adecuado de óvulos disponibles se procede a su extracción a través de una intervención denominada Punción.  Cuando disponemos de los óvulos y de los espermatozoides, el siguiente paso es la fecundación de los óvulos, colocando este en una placa de cultivo rodeado de espermatozoides para que se fusionen. Los embriones resultantes se estudian y los mejores son los seleccionados para transferirlos al útero.

Con los embriones que no han sido introducidos en el útero materno se lleva a cabo su vitrificación con el objetivo de que puedan ser utilizados de nuevo, ya sea para un nuevo intento, o para un segundo embarazo.

MICROINYECCIÓN DE ESPERMATOZOIDES

La técnica de microinyección de espermatozoides o FIV-ICSI es una técnica de fecundación in vitro en la que se introduce un espermatozoide vivo dentro de un óvulo mediante la punción del mismo, con la ayuda de una pipeta. Al contrario que la fecundación in vitro convencional, con este método el espermatozoide no hace apenas esfuerzo, por lo que se puede llevar a cabo con muestras de muy baja calidad.

La FIV-ICSI se recomienda en casos en las que la calidad del semen es baja, cuando se obtienen los espermatozoides directamente desde el testículo (sea por obstrucción de los conductos, problemas de eyaculación…), riesgo de enfermedades infecciosas del varón o para pacientes azoospérmicos.

El procedimiento realizado para proceder a la fecundación in vitro por microinyección de espermatozoides es idéntico a la FIV convencional por lo que lo que los pasos a seguir son: estimulación ovárica, extracción de óvulos por punción, fecundación de los óvulos, estudio de embriones para seleccionar los mejores, y su introducción en el útero materno.

.

PRESERVACIÓN DE LA FERTILIDAD

En clínica Medrano te ofrecemos la posibilidad de elegir cuando ser mamá. Gracias a nuestras técnicas de preservación de la fertilidad podrás guardar tus óvulos jóvenes y saludables hasta el momento idóneo para ser madre.

A partir de los 40 años, el reloj biológico de ralentiza y las posibilidades de embarazo se ven muy reducidas. Tener la opción de posponer la maternidad sin temer al paso del tiempo es una gran ventaja para un amplio grupo de mujeres que por motivos personales o de salud no pueden o no desean tener hijos en la actualidad.

Este tipo de tratamiento está indicado especialmente para pacientes diagnosticadas de cáncer que van a recibir tratamientos de quimioterapia o radioterapia o mujeres que tienen riesgo de pérdida de la función ovárica. Además, también es aplicable a mujeres que por causas personales o laborales deciden posponer su maternidad hasta que consideren que ha llegado el momento perfecto para ser mamás.

DIAGNÓSTICO GENÉTICO PREIMPLANTACIONAL (DGP)

El diagnóstico genético preimplantacional (DGP) es una técnica complementaria a la fecundación in vitro por microinyección de espermatozoides (FIV-ICSI), que consiste en el análisis de los embriones después de haberlos fecundado y antes de ser transferidos al útero, con el fin de prevenir el nacimiento de bebés con enfermedades genéticas o cromosómicas.

Al tercer día de la fecundación el óvulo mediante la técnica de microinyección de espermatozoides (ICSI) se realiza la biopsia embrionaria para descartar aquellos preembriones que tengan riesgo de padecer alguna patología. Este procedimiento se realiza sin alterar el desarrollo del embrión. Posteriormente, el equipo médico decide qué preembriones van a ser transferidos al útero materno.

El DGP se aplica principalmente cuando algún miembro de la pareja es portador de alguna enfermedad o anomalía genética o tienen el número de cromosomas alterados, cuando hay antecedentes familiares de enfermedad o alteración genética, cuando la edad materna es avanzada o cuando la paciente ha sufrido varios abortos.

BANCO DE EMBRIONES

Gracias a la generosidad de nuestros pacientes, en clínica Medrano disponemos de un banco de embriones autorizado proveniente de las parejas sometidas a los tratamientos de FIV-ISCI. Aquellos embriones que no han sido transferidos a la mujer se conservan para ser donados a otras parejas con fines reproductivos o para la investigación, siempre con el consentimiento del paciente. Estos embriones proceden de pacientes totalmente sanos, y de mujeres con menos de 35 años, como estipula la ley.

PIDE TU CITA EN EL TELÉFONO 956 090 002 O CLICKEANDO AQUÍ

Clínica Medrano