Cómo superar el miedo ante un diagnóstico de infertilidad

LLevas meses intentando, tu sueño de ser madre es más complicado de lo que parecía en un primer momento, empiezas a sentir el miedo de no conseguirlo, empiezas a sentir la presión…

Probablmente te preguntes ¿Por qué a mí? Mientras el resto de tus amigas quedan embarazadas en los primeros intentos. Cada momento de tu existencia cuenta para traer a la mente la desgracia de sentirte aislada y decepcionada de la vida, pero la realidad detrás de ti es otra. Tus amigos, seres queridos y familiares intuyen lo tanto que puede dolerte el tema de no poder fecundar, pero muy pocos sabrán de qué forma poder abordar este tipo de conversación contigo. Pueden sobreprotegerte o darte a entender que no es nada del otro mundo, pero solo tú puedes encontrar la estabilidad, la fuerza y la esperanza para llenar pronto ese vacío. 

La infertilidad: un hecho científico que afecta a millones

Antes de cuestionarte, como si fueses un ser “extraño” en la sociedad, debes conocer todas las posibilidades que impiden el no quedar embarazada. Entre los primeros casos puedes sorprenderte que de cada 6 mujeres, una no puede concebir. Lo que hace una cifra muy alta en la actualidad, en resumidas cuentas estaríamos hablando de millones de mujeres al rededor del mundo, sin contar el abanico de motivos que generaron los hechos. Entre las posibilidades más resaltantes están: las complicaciones con los ovarios, las obstrucción de las Trompas de falopio, el desorden hormonal, la escasa cantidad de esperma de la pareja y hasta incluso, por manipulación o exposición a agentes químicos contaminantes. Lo cierto es que muchas cosas pueden estar relacionada a los retrasos o la infertilidad, y más si superas los 40 años ya que la mayoría de los óvulos que puedes expulsar pueden considerarse “defectuosos”. 

Cómo superar los temores y la baja autoestima 

No existe una receta exacta, afortunadamente, porque existe más de una. Es así como estas mismas nos han ayudado a lo largo de la vida a levantarnos cada vez que alguien nos “tumba” o nos caemos. Por ejemplo, en el caso de las frustraciones que parecen perseguirte cada vez que vas a una fiesta de cumpleaños o revisas redes sociales, donde todos parecen evolucionar menos tú, no es más otra cosa que miedo. Un temor que le inyectas al cerebro para convertirlo en “toxinas” que si no sabes como eliminarlas pueden permanecer contigo bloqueando tus emociones positivas. 

Para eliminarlas basta con: 

  1. Mantenerte siempre cerca de las personas que más te brindan afecto. 
  2. Conocer nuevas amistades y personas que también tengan, o hayan tenido tu mismo problema. 
  3. Realizar actividades al aire libre, sola o con buena compañía. 
  4. Participa en eventos donde puedas colaborar con chicos. De esta forma sentirás satisfacción de brindarle amor a otros. 
  5. Toma en cuenta que existen muchas opciones para tener un hijo. Entre ellas está la de adoptar. Aunque al principio esto puede ser cuestionable para mucho, solo a ti es quien tiene que importar. Y con el tiempo verás que puedes amarlo tanto como cualquier hijo natural que tengas. 
  6. Puedes invertir parte de tu tiempo ayudando con otras personas que estén igual o peor que tú. ¡Sí, ayudar! Esto puede tener una carga positiva altamente efectiva cuando buscas brindarle afecto a otros y al mismo tiempo dejar algo de enseñanza. Con esta última, si tienes habilidades para la escritura puedes hacer un foro o blog donde muchas mujeres manifiesten sus experiencias y le brindes información valiosa. Sin duda alguna una labor muy bonita. 
  1. Fertilidad es un asunto muy importante para la vida, pero no es la vida. Todas debemos aprender que hay mucho más para dar y aprender en el mundo, sin la complejidad de no ir al “unísono” con todos los que nos rodean. Aún cuando te invada la duda y te preocupes puedes disfrutar de una vida sana y alegre, mientras el destino te brinda las respuestas y las posibilidades para poder ser feliz.
2018-02-20T12:55:36+00:00 20 noviembre, 2016|Noticias|
Clínica Medrano